Soy Johanna, tengo  28 años, casada, con un hijo de 1 año. Desde que me desarrollé he sufrido de colon irritable, con estreñimiento de varios días, incluso de hasta 8 días, causándome  gran molestia y generándome exceso de peso. No podía consumir cereales, lácteos ni grasas, el consumir frijoles o lentejas  me causaba un dolor demasiado fuerte, imposibilidad para dormir e incrementaba mi estreñimiento. Los médicos de la EPS decían que este problema se solucionaba dejando de comer ese tipo de alimentos, recetándome laxantes, pero el estreñimiento seguía y era peor, porque ya los laxantes no me hacían efecto, situación que me causaba vergüenza con mi esposo .

   

Después de que nació mi bebé el problema empeoró y me salieron hemorroides, el médico dijo que tocaba operar, fue cuando busqué una solución alternativa y consulté al Dr. Alejandro Cárdenas Ospina, quien con su equipo de diagnóstico me describió todas  las enfermedades que padecí en el pasado y mi frecuente problema de colón. Llevó 2 meses de tratamiento con él, desde la primera semana sentí alivio, ahora voy 2 veces al baño en el día, como frijoles, lentejas, garbanzos e incluso duermo después de ello, sin molestia alguna. Las hemorroides se me desinflamaron, no he vuelto a sangrar al hacer deposición, duermo mejor e incluso bajé de peso y mi abdomen no se ve inflamado como antes.

   

A todo el mundo le cuento mi historia porque sé que por el estrés y otras causas, muchas personas sufren de lo que yo sufrí, sé lo incómodo que es, y no se lo deseo a nadie, por eso siempre recomiendo al Dr. Alejandro Cárdenas Ospina, porque él me quitó lo que ningún médico de la EPS pudo hacer en 15 años.